El Congreso donde le hice un juego de magia a Juan Tamariz - Juanma González
653 888 530 | info@juanmagonzalez.es

El Congreso donde le hice un juego de magia a Juan Tamariz

El final del mes de junio me ha traído las mayores satisfacciones, mágicas y personales, de los últimos tiempos. Y es que durante el final de junio se celebró en Cáceres el XXXIII Congreso Mágico Nacional.

Después de asistir a tres congresos nacionales, y a un puñado más de congresos de magia por toda España, puedo decir que sin ninguna duda, el Congreso de Magia de Cáceres ha sido para mi el mejor. A modo de resumen, estos son los motivos:

– Porque he tenido la suerte de formar parte del equipo organizador: Cuando los organizadores del Congreso, Fernando Roden, Paco y Ángela, me pidieron que les ayudase con la difusión y comunicación online del proyecto, dije de inmediato que sí. Fernando y Paco ya son viejos amigos, y que pensasen en mí, de entre tantos magos con experiencia en las redes sociales, para crear y administrar sus cuentas de Facebook y Twitter, fue un honor y un placer. He podido asomarme un poquito al enorme esfuerzo y cariño que estas tres personas han volcado en que saliese un gran Congreso a pesar de los tiempos difíciles que corren. Desde aquí, mi agradecimiento y mi admiración.

– Porque es el año que más magos de toda España he conocido: En todos los congresos he vuelto con nuevos amigos de todos los rincones del país, pero en este Congreso, el número se ha disparado. A los grandes amigos que vinieron conmigo desde Valencia y a los viejos amigos de Galicia, Andalucía, Cataluña y Madrid hay que sumarles otros muchos. ¡Es un lujazo!

– Por la calidad de sus conferencias: Kiko Pastur, Pipo Villanueva, Alberto de Figueiredo y la leyenda viva Jeff McBride fueron los encargados de compartir su experiencia y su magia con los congresistas. Por primera vez, ni una sola de las conferencias me aburrió o decepcionó. Contenidos teóricos, experiencias, técnicas, juegos… ¡Mucha magia y pocos trastitos! A Kiko y Alberto ya los admiraba. Ahora Pipo se ha unido al club.

– Porque le hice un juego de magia a Juan Tamariz: para un mago joven, tener delante a una leyenda mundial de la magia siempre es motivo de nerviosismo. Después de una noche de magia y conferencia improvisada del Maestro, y mientras yo hablaba con varios amigos y a punto de enseñarles la versión que llevo tiempo trabajando de la Rising Card, al girarme casualmente vi que Juan estaba a mi espalda. A bocajarro y sin anestesia, me preguntó si iba a hacer un juego. Noté como me hacía pequeñito, pequeñito… pero algo dentro de mi dijo “valor y al toro”. Así, la Rising Card (aquí podéis verla en una versión más primitiva) se convirtió en “El Juego Que No Tuve Más Narices Que Hacerle a Juan Tamariz”. Al terminar el juego, Juan me regaló algunos apuntes sobre el efecto, me confesó que es de sus favoritos y me enseñó una versión que el hacía hace mucho tiempo. Puede pareceros una tontería, pero este momento me acompañará toda la vida.

– Porque varios amigos han sido galardonados con Premios Nacionales: Quizá lo más interesante de un Congreso Mágico Nacional es que en él se celebra el Concurso Nacional de Magia. Puedo decir que el Concurso ha sido el de mayor nivel general de las últimas tres ediciones.Y además, ¡varios amigos han visto premiado su trabajo! Luis Olmedo, de Antequera, es ahora Segundo Premio Nacional en Cartomagia y mejor cartomago del concurso. Zonte, de A Coruña, es Segundo Premio Nacional en Micromagia con su genial rutina de dados. Especial cariño le tengo a Zonte, a quien conocí hace año y medio, y quien desde entonces ha compartido conmigo sin reservas sus conocimientos de apilamientos y magia con dados, ayudándome a mejorar mi técnica y mi propia rutina, que ya ha evolucionado mucho desde aquella primera versión. Zonte además me pidió que me sentara a su lado como espectador en el concurso, lo que fue a la vez un honor y un placer.

Juanma González El Mentalista con Zonte

¡Pero hubo más! En magia de escena, el genial mago y showman Mag Marín fue premiado con un Tercer Premio Nacional en Magia General con su número de Broadway que está realmente espectacular. Y como guinda final, mi hermano mágico G. Alexander fue galardonado con un Tercer Premio Nacional en Manipulación, la rama más exigente de la magia, y precisamente el año con más competencia que se recuerda. Solo ha sido su primer año concursando a este nivel, y ya está entre los mejores. Perdonad, pero siento un orgullo especial por este mago de apenas 21 años que tanto me enseña de la magia y del buen comer.

Y por último, y quizá más importante:

– Porque me ha devuelto la ilusión más plena en la magia y en los magos: Sí, sí… ¡He vuelto renovado! Inspirado, con ideas, con ganas. Así que… ¡Vamos allá!

 

Deja un comentario

Cerrar